martes, 19 de enero de 2016

Espina corona / Cambá nambí / Coronillo

Género Gleditsia / Espina corona. 
Familia: Fabaceae (Caesalpinioideae)
Gleditsia, nombre genérico dedicado por Linneo al destacado botánico alemán del siglo 18, Johann Gottlieb Gleditsch (1714 - 1786), director del Jardín Botánico de Berlín. 
Gledistch fue quien propuso un sistema de clasificación de las plantas basado en la disposición de los estambres.
Espina corona en Parque Caraguatá de Resistencia (Chaco, Argentina).
En nuestro país existen dos especies del género Gleditsia: G. amorphoides, nativa, que crece espontáneamente en el Norte de Argentina, conocida como "Espina corona" y "Coronillo"; y G. triacanthos, introducida, originaria de Estados Unidos, conocida como "acacia negra", especie que se ha difundido considerablemente en Argentina.
Gleditsia amorphoides (Griseb.) Taub. amorphoides
Sinónimos: Garugandra amorphoides Griseb.

El epíteto amorphoides hace referencia al género Amorpha y el agregado del sufijo oides (del griego eidos que indica semejanza en algún aspecto referido a disposición, forma, índole, naturaleza, hermosura, etc).
Hábito: Árbol (Perenne). Status: Nativa.
Distribución Provincias: Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santa Fe.
Países Limítrofes: Brasil, Paraguay, Uruguay.
Nombres comunes: Corona de espinas/os, Corondá, Coronillo, Coronillo blanco, Espina corona, Garugandra (español). Camba nambí, Yvopé (guaraní). Açucará, Coronilha, Espinheiro corondá, Espinilho, Espinha/o de cristo, Faveiro, Orelha de saci* (ver NOTA), Sucará (portugués, Brasil).
 
En el 'Catálogo de nombres vulgares de la Flora Argentina' se registran varios nombres comunes: "espina corona. Gleditsia amorphoides (Gris) Taub. // Leguminosas. Algarroba. Caranchi. Coronillo. Cambá-nambí. Coronillo blanco. Espina de Cristo. Ivopé. Ivapó. Corondá. Quillai. Quillar. Árbol espinoso."  (Martín Rodolfo de la Peña: Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina, 1997, UNL, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, Argentina).
*NOTA: El Sací: [sa.'si]) es posiblemente el personaje más popular en el folclore brasileño. Es un joven con una sola pierna (esciápodo), negro o mulato, con agujeros en las palmas de sus manos, que fuma una pipa y usa una gorra mágica de color rojo para aparecer o desaparecer donde desee. (usualmente en el medio de un r
emolino). Considerado un bromista molesto en la mayor parte de Brasil, y una potencialmente peligrosa y dañina criatura en otros, no obstante puede conceder deseos a todos lo que logran atraparlo, o consiguen robar su mágica gorra. (Sací en Wikipedia, Orígenes del Mito).
En el 'Informe de la Comisión Exploradora del Chaco', Arturo Seelstrang registra los siguientes datos: "Espina de corona: La madera de este árbol es colorada. Su tronco está erizado de grandes espinas salientes, que parten de la corteza en racimos y alcanzan a tener 15 centímetros de longitud. Esta circunstancia origina su nombre, pretendiendo el vulgo que la corona colocada en la cabeza de Jesucristo fue tejida con con las espinas de este árbol. la madera es de buena calidad." (Seelstrang Arturo: Informe de la Comisión Exploradora del Chaco, Primera Edición: Tipografía y litografía del "Courier de la Plata", Buenos Aires 1878; 2a Edic. EUDEBA 1977).
Refiere Lillo algunas de las particulares de "Gleditschia amorphoides (Griseb.). N.v. Espina corona (S.Fe); Cambá nambí (Chaco); Coronillo (Salta)...
Hab.: Santa Fe, Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Salta, Jujuy. Circunferencia media: m. 1.60.
La Espina Corona es árbol que viene alto y grueso, pero muy ramoso; su madera colorada algo dura es muy apreciada para construcciones al abrigo de la intemperie, bien que muy pesada y fácil de apolillarse. Anualmente renueva la corteza. La fruta madura, llamada en el Chaco, «Cambá-nambí» tiene la particularidad de hacer estornudar oliéndola una vez quebrada. El Dr. Lillo me dice que esta propiedad debese á la presencia de Sapogenina, sustancia que tienen los Timboes y Espinas coronas. En Formosa crece generalmente sin tener espinas en el tronco. Guarany: Cambá: negro; nambí: oreja."
(Lillo, Miguel: Contribución al Conocimiento de los Árboles de la Argentina según colecciones y observaciones de Santiago Venturi, 1910 y 1924, Biblioteca Digital del "Real Jardín Botánico).
Por su parte Hierónymus (1846-1921) registra en la familia Burseraceae: "Garugandra amorphoides (Gr.) N.v. quillay, paripueta (en Bolivia), coronillo, espina de corona Cristi (Corr.), Espinillo amarillo (Corr.).
"Árbol que llega hasta 16 metros de altura y su tronco á 3/4 metro de diámetro. La corteza se emplea com jabón para sacar manchas en los tejidos de lana y algodón. Su madera es de buena calidad y se usa principalmente para trabajar vasijas para líquidos, trabajos de torno y para calzado. Las hojas, los gajos y la raíz son astringentes, El tronco y los ramos están armados con aguijones grandes y ramificados, en los que se lastiman fácilmente los animales domésticos. Cuando se hallan estos árboles en cantidad de ejemplares y forman bosques sin mezcla de otros elementos, se ven á veces animales, especialmente los vacunos, que, una vez entrados en dichos bosques, se lastiman de tal manera que se enfurecen y mueren. La posición de este vegetal entre las Burseraceae es aun dudosa, no conociéndose los frutos del árbol."
(Hieronymus, J.: Plantae diaphoricae florae Argentinae, Buenos Aires, 1882).

Gleditsia amorphoides anacantha
Epíteto latino anacantha que significa 'sin espinas').
Distribución: Formosa, Misiones. Países Limítrofes: Uruguay.


El Catálogo Web de Especies Forestales de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción registra algunos de sus usos: “Tiene aplicaciones potenciales en ebanistería y la carpintería debido a su veteado llamativo. El secado al aire debe ser lento para evitar deformaciones. Los frutos producen goma (garrofina) que tiene amplias aplicaciones como fijador de varios productos. Se utiliza en la industria de dulces, farmacia, cosmética y en la preparación de pastas celulósicas. Los frutos tienen cierto valor forrajero, lo que le brindan la posibilidad potencial de ser usados en sist. silvo-pastoriles.”
Los frutos - en forma de vainas o chauchas negras lustrosas a la madurez - encierran las semillas de las que se extrae una goma espesante o gelificante, similar al garrofín* que procede de la semilla del algarrobo europeo (Ceratonia silicua), que crece principalmente en la región Mediterránea. Esta sustancia es empleada en farmacia, en cosmética, en productos alimentarios sobre todo para evitar la cristalización de helados y como espesante (elaboración de dulces, jaleas, geles y helados) y no alimentarios, tales como el agregado en las pastas celulósicas.
*En Wikipedia leemos: "La goma garrofín es un agente espesante y agente gelificante utilizado en la tecnología de alimentos.
Las semillas o porotos, pulverizadas, son dulces con un sabor similar al chocolate, y es utilizada para endulzar alimentos y como substituto del chocolate. También es utilizado en productos no comestibles tales como comidas para mascotas, productos para la minería, fabricación de papel, y para engrosar textiles. Se utiliza en cosméticos y para mejorar el sabor de los cigarrillos. Las pomadas para lustrar zapatos y los insecticidas también poseen polvo de goma garrofín como aditivo. Es soluble en agua caliente."
(Goma garrofin, Wikipedia).
Vínculos
Ficha de la especie: Nota Técnica N°117 Gleditsia amorphoides (Grisebach) Taubert, Orton*, Costa Rica
* La Biblioteca Conmemorativa Orton es una biblioteca especializada en agricultura, ciencias forestales, ganadería y materias afines. Fundada en 1943 y actualmente es administrada conjuntamente por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE).
"Los géneros de Caesalpinioideae (Leguminosae) presentes en Sudamérica", por Ulibarri, Emilio A., en Instituto de Botánica Darwinion

1 comentario:

  1. Muy completa e interesante la descripción botánica de este bello árbol. Igualmente, muy llamativa la leyenda sobre el Sací: comprobando que todos los pueblos tienen leyendas tradicionales muy sililares.

    ResponderEliminar