martes, 20 de julio de 2010

Lechero Rojo

Lechero rojo 
Euphorbia cotinifolia L.
Sinónimos: Tithymalus cotinifolius; Euphorbia cotinoides

Euphorbia en honor a Euforbo, médico griego del rey Juba II de Mauritania (25 aC - 33 dC), junto al cual recorrió el norte de África incluidas las Islas Canarias para estudiar su flora.
Del griego Eúphorbos, del latin Euphorbus que deriva de eû (bien/buen) y phorbë (alimento / pastura): buen alimento, el epíteto cotinifolia en referencia a sus hojas similares a las del género Cotinus de la familia Anacardiaeae, llamados árboles del humo o árboles de la pelucas (Smoke tree).
Familia: Euphorbiaceae.

El nombre de la familia tiene su origen en en el género Euphorbia L. "Creado por Carlos Linneo en 1753, honrando a Euphorbus, médico griego del Rey Juba II de Mauritania. Juba fue educado en Roma y contrajo matrimonio con la hija de Cleopatra y Marco Antonio. Euphorbus realizó estudios sobre el látex de varias especies africanas, encontrando que varias de ellas tenían propiedades tóxicas, y que podía usarse para envenenar flechas." (González, J.: “Explicación Etimológica de las Plantas de la Selva”, Flora Digital de la Selva, Organización para Estudios Tropicales).
Origen: nativo en países de la cuenca del Caribe hasta Perú y Brasil.
Nombres comunes: Barrabás, Barrabás lindero, Carrasco, Cobrizo, Corazón de conejo, Cotinilla, Dolar rojo, Falsa aralia roja, Hierba lechera, Hierba mala, Lechero/a, Lechero de lindero, Lechero rojo, Liberal, Lorencillo, Mala mujer, Manzanillo de cercas, Manzanillo platero, Mata gallina, Matarratón, Nacedero rojo, Piñoncillo, Sangre de Cristo, Sangre libanesa, Sapo, Sapo barbasco, Trompillo, Yuquilla / Juquilla / Huaru juquilla / Juquillo.
Caribbean copper plant, Smoketree spurge, Tropical smoke bush (inglés); Aiapana, Ayapama, Açacuí, Caracasana, Diapana, Figueirinha roxa, Leiteiro vermelho, Maleiteira (portugués) ...

Arbusto de copa globosa y hojas rojo borravino, muy utilizado en paisajismo por los contrastes que genera el particular color de su follaje con el entorno.
Hojas simples, opuestas, a veces tres por nudo, aovadas, de borde entero, nervios muy poco pronunciados, base redondeada y largos pecíolos. Inflorescencias terminales en racimos pequeños, flores amarillentas de escasa importancia ornamental. En realidad el mayor atractivo está en función de las hojas y para que éstas mantengan su intenso colorido es necesario el pleno sol, de otra manera se tornan verdosas y apagadas. Los brotes nuevos son de un rojo más brillante. 
Su corteza segrega abundante látex, de allí uno de sus nombres comunes: "lechero/a".
El nombre “liberal”, utilizado en Colombia, se debe al "rojo de su follaje, que se asocia con el color emblemático (el rojo) del partido liberal colombiano.” (José Joaquín Montes: Algunas fitonimias colombianas, Thesaurus, Tomo XVIII, Biblioteca Virtual Cervantes).
El nombre cobrizo se origina en los reflejos que despide su follaje cuando la luz del sol le da plenamente, que recuerdan al cobre.
 
Como ocurre con muchas de las Euphorbiaceae, es una planta tóxica y se aconseja precaución en su manipuleo ya que el contacto del látex con los ojos o la piel puede ser muy irritante. 
La ingestión es aún más peligrosa y no es conveniente plantarlas en áreas frecuentadas por niños.
Se menciona su uso en épocas precolombinas asociado a las propiedades de su látex lechoso. 

El célebre curare de los indios americanos se preparaba a partir de diversas especies botánicas; en general los venenos usados para cubrir las lanzas y flechas eran sustancias concentradas procedentes de vegetales que tenían propiedades tóxicas, en algunos casos con otros agregados para darle mayor consistencia, entre ellas figuran las procedentes de la Euphorbia cotinifolia.
Algunas tribus del norte del Brasil, combinaban las propiedades del curare con el agregado de venenos de serpiente para potenciar su letalidad. (Prof. Dr. Eduardo Scarlato: Cuando hablar de Toxicología, equivalía a andar tirando flechas, Publicado en el Boletín de la Asociación Toxicológica Argentina. Año 21, Nº 77. Dic. 2007. Museo Virtual de los Venenos en relación al Arte y la Historia. Fac. de Medicina de la Universidad de Buenos Aires).
Otra referencia, esta vez de la Sociedad Entomológica Argentina expresa: Las plantas con actividad insecticida constituyen un importante componente del manejo integrado de plagas. Bajo esta premisa, el objetivo del presente estudio fue evaluar la mortalidad y repelencia larval de Eupalamides cyparissias Fab. (Lepidoptera: Castniidae), plaga de la palma aceitera Elaeis guineensis Jacquin; empleando diez plantas con potencial insecticida. Una de las plantas seleccionadas es la Euphorbia cotinifolia (Rev. Soc. Entomol. Argent. v.67 n.1-2 Mendoza ene./jun. 2008)
En la Amazonía peruana se mencionan los siguientes usos medicinales: Anticonceptivo, Emético y Purgante. (Rengifo Salgado, Elsa: LAS RAMAS FLORIDAS DEL BOSQUE, Experiencias en el Manejo de Plantas
Medicinales Amazónicas. Instituto de investigaciones de la Amazonía Peruana. Iquitos, 2007)

En "Plantas Medicinales de Costa Rica y su folclore" refieren: "El látex que brota del tronco y las ramas del árbol es muy venenoso y cáustico. Se le emplea la exterior para cauterizar erupciones y otros crecimientos patógenos. Los indios usaban este veneno para sus flechas y para coger peces. Las semillas constituyen un purgante drástico." (Nuñez Melendez, Esteban: "Plantas medicinales de Costa Rica y su folclore", San José: Universidad de Costa Rica, 1975)

Vínculos
El Cobrizo
, Árboles de Costa Rica

1 comentario: