jueves, 8 de abril de 2010

Quebracho blanco

Quebracho blanco  
Aspidosperma quebracho blanco Schltdl.
Sinónimos: Aspidosperma crotalorum; A. quebracho blanco; A. quebracho-blanco var. f. malmeana; A. quebracho-blanco var. f. schlechtendaliana; A. quebracho-blanco var. f. spegazziana; A. quebracho-colorado var. pendulaA. quebrachoblanco; A. quebrachoideum; Macaglia quebracho.
El nombre del género – Aspidosperma – se compone de Aspid (del griego, cubierta protectora, escudo) y sperma (semilla); el epíteto específico quebracho tiene su origen en la contracción "quiebra + hacha", que hace referencia a la dureza de su madera.

Distribución en Sudamérica: Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay. 
Distribución en Argentina: Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Catamarca, La Rioja, San Luis, San Juan, Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe. Propio del Parque Chaqueño.
Familia: Apocynaceae."Apocynaceae: El nombre de la familia tiene su origen en en el género Apocynum L., que a su vez se deriva de las palabras griegas apo (aparte, lejos de...., separado), y cyon o cunus (perro); "nocivo para los perros", aludiendo a que en la antigüedad la planta se usaba como veneno para los mismos." (González, J.: “Explicación Etimol ógica de las Plantas de la Selva”, Flora Digital de la Selva, Organización para Estudios Tropicales). 
Nombres comunes: Árbol de la vaca, Cacha, Cacha-cacha, Cicahuite, Guariró ba, Lombricero, Llorón, Quebracho amargo, Quebracho blanco llorón; Nadic (toba); Isteni*, Sitenhi (wichi), Iviraromi, Yvyraro guasu, Iviraro guasu (izoceño-guaraní); Willca (quechua); Kacha, Kachakacha, K'acha-k'acha (aymará); Quebracho branco (portugués). 
*"Isteni" (Aspidosperma quebracho blanco): nombre wichí registrado por Suárez, María Eugenia: "Léxico etnobotánico y representaciones wichís sobre la vegetación del bosque" / Wichí ethnobotanical lexicon and representations of the vegetation of the forest.  
Quebracho blanco en Parque Caraguatá de Resistencia (Chaco, Argentina) 
Árbol perenne, corteza gruesa y rugosa, copa irregular, hojas simples, rígidas, elípticas, con espina en el ápice, dispuestas en verticilos trímeros y más raramente opuestas. 
Flores verde amarillentas en inflorescencias cimosas axilares o terminales, suavemente fragantes. 
Frutos en cápsulas leñosas, dehiscentes a la madurez, encierran numerosas semillas aplanadas rodeadas por un ala membranosa, delgada, blanco amarillenta, que tiene textura papirácea.
Florece en primavera y fructifica en verano, los frutos permanecen en el árbol hasta el año siguiente y es común observar ramas con flores y frutos del año anterior. (Fuente: Proyecto de Investigación Aplicada a los Recursos Forestales Nativos - PIARFON - Alternativas de sustentabilidad del bosque nativo del Espinal - Área Etnobotánica, Ing. Agr. José Pensiero, Ing. Agr. Juan de D. Muñoz y Vanina Martínez)
De "100 Árboles Argentinos" extraemos el siguiente texto: "Para el naturalista, la presencia del quebracho blanco es síntoma inconfundible de que estamos en el Gran Chaco, incluyendo la Selva de Montiel y los Llanos riojanos.
Tiene una estampa pintoresca: tronco recto y ramificado en los dos tercios superiores, follaje ralo y en distinto grado colgante (varía con los individuos). Durante la fructificación, se suman en su copa unas cápsulas leñosas de tamaño y aspecto de castañuelas; al abrirse salen una semillas hermosas, dispuestas en el centro de una membrana traslúcida, con la consistencia de papel manteca y unos 4 cm de ancho." (Haene, Eduardo - Aparicio, Gustavo: "100 Árboles Argentinos", Ed.Albatros).
Martín Dobrizhoffer, un misionero jesuita que residió largo tiempo entre los aborígenes del territorio chaqueño, relata: “Quebracho: se denominan entre los españoles quebrachos o quebrahacho, porque si no intervienen hachadores o carpinteros expertos, ellos quiebran en pedazos las hachas al primer golpe, pues en dureza igualan al hierro.” (Dobrizhoffer, Martino: “Historia de Abiponibus, equestri bellicosaque Paraquariae natione”, 1784. Traducción de Edmundo Wernicke: “Historia de los Abipones”, Universidad Nacional del Nordeste, Facultad de Humanidades, Departamento de Historia, Resistencia, Chaco 1967)
Luis Jorge Fontana (1846-1920) refiere: "El quebracho es también, por su madera, uno de los árboles más importantes del Chaco, donde tenemos dos especies: el quebracho blanco. Aspidosperma quebracho, de la familia apocíneas y el quebracho colorado, Loxopterigium Lorentzii de la familia terebintáceas; ambos so árboles de grandes dimensiones y sumamente elegantes, pues su corona es poco espesa y generalmente se eleva por sobre el verde mate de los bosques, destacando sus gajos magníficos y adornados de flores y de frutos rojos y alados: sus hojas son pinadas y restregándolas desprenden un olor penetrante y acre." El uso medicinal de esta planta se conocía en tiempos precolombinos. Los jesuitas que formaron parte de las primeras expediciones por tierras sudamericanas frecuentemente hicieron uso de ella para combatir todo tipo de fiebres. Fontana hace la siguiente aclaración: "Los misioneros jesuitas hacían mucho uso de la corteza del quebracho blanco para curar el chucho y otras fiebres periódicas, endémicas en ciertas localidades como aquí, y el doctor D. Tomás Perón, que recientemente ha estudiado los componentes y propiedades terapeúticas de dicha sustancia, encuentra y lo ha experimentado en diversos casos, que la corteza del quebracho blanco (no la del quebracho colorado que pertenece a otra familia) puede, en idénticos casos, sustituir a la quinina y aun con ventaja, por la facilidad y baratura con que este producto puede obtenerse en nuestro país y especialmente en el Chaco donde tanto abunda.
Entre tanto, por sugestiones a que nos ha impulsado la lectura del trabajo del doctor Perón, hemos empezado a emplear dicho medicamento y los resultados que se obtengan, satisfactorios o no, han de ser conocidos oportunamente." (Fontana, Luis Jorge : "El Gran Chaco", Ed. Solar, Hachette, Buenos Aires, 1977).


En el "Informe de la Comisión Exploradora del Chaco" leemos: "El quebracho blanco es un árbol que produce madera blanca y dura, siendo sus hojas pequeñas, consistentes, y con una espinita en la punta. esta madera se emplea principalmente en masas de carreta y muebles. Aunque tiene el defecto de ser algo pesada, esto se olvida con la gran finura de sus vetas, y solo hay que advertir que exponiendo esta madera a la humedad, se hecha a perder fácilmente. Estos árboles se encuentran en los terrenos altos y secos." (Seelstrang, Arturo: Informe de la Comisión Exploradora del Chaco, Primera Edición: Tipografía y litografía del "Courier de la Plata", Buenos Aires 1878; 2a Edic. EUDEBA 1977).

En "Plantas del Chaco II", que trata sobre los usos tradicionales Izoceño-Guaraní registran los siguientes datos para Aspidosperma quebracho-blanco:
Construcción: la madera sirve para los armazones de las casas y es usada además en la fabricación de muebles. "Pero no sirve para se enterrada en el suelo".
Medicina: la corteza es empleada en casos de apendicitis y disentería (
el iviraro guasu es considerado uno de lo smejores remedios contra la disentería, al igual que el Guasukea (Ximenia americana) y los Chorimini (Castela coccinea, Maytenus scutioides).
Se seca la corteza y se muele para reducir a polvo, se disuelve 1 cucharadita dicho polvo en un litro de agua y se hierve hasta reducir a la mitad,  de ese preparado se bebe un vaso por día repartido en pequeñas fracciones. En ambos casos se emplea la misma receta.
En la publicación alertan sobre la toxicidad de estos remedios, advirtiendo que no se deben dar a niños menores de 5 años y mujeres embarazadas.
Medicina veterinaria: la corteza hervida en agua se emplea para bañar los animales  como forma de combatir los piojos. 
(PLANTAS DEL CHACO II, Usos tradicionales Izoceño-Guaraní, Santa Cruz, Bolivia, 2002).
 
Características de la madera del Quebracho blanco (Aspidosperma quebracho blanco): Dura, pesada, contracciones pronunciadas, muy penetrable, veteado espigado suave, brillo suave, textura fina y homogénea, grano oblicuo-entrecruzado, poco durable. Uso: Pallet o tarimas, montacargas, leña, carbón. (Maderas nativas del parque chaqueño, por Ing. Ftal. Pedro Delvalle, INTA Benítez)

Vínculos
Toponimia del Chaco: Quebracho Baleado

2 comentarios:

  1. I always inspired by you, your views and way of thinking, again, thanks for this nice post.

    - Thomas

    ResponderEliminar
  2. hola, felicito a quienes hacen este blog, no hay dia que no lo visite. Quisiera saber si las semillas que se ven en el link que doy a continuacion pertenecen al quebracho colorado

    http://www.subeimagenes.com/img/p1010015-74819.html

    desde ya, gracias

    ResponderEliminar