martes, 27 de enero de 2009

Guabiyú

Guabiyú  
Eugenia pungens
Eugenia deriva de eu genos, una expresión de origen griego que significa "bien nacido", de "buen origen", "noble". Pungens del latín puntiagudo en referencia a sus hojas terminadas en una pequeña espinita en el ápice.
Familia: Myrtaceae.

El nombre de la familia tiene su origen en en el género Myrtus L. que significa en griego perfume, en referencia a su follaje aromático.
Origen: América del Sur
Otros nombres: Guavijú; Guabijú; Guabiyú; Yvavijú; Ivá viyú

Guabiyú en Parque Ávalos, Resistencia, Chaco.
Aunque las descripciones no sean coincidentes según los diferentes autores, nos permiten conocer usos y propiedades que se fueron perdiendo con el tiempo.
Según Hierónymus la especie Eugenia pungens. N. v. mato; ibá-viyu (trad. fruta vellosa), Árbol elevado de hasta 10 metros de altura, crece derecho y su  tronco tiene hasta 1/2 metro de diámetro. La fruta tiene un sabor agradable y es buena para comer. La madera, de lindo color, es sólida y se ocupa para muebles, soleras, cumbreras, varas de techos, de ranchos, etc.; es buen combustible." (Hieronymus, J.: Plantae diaphoricae florae Argentinae, Buenos Aires, 1882).
En el Informe de la Comisión Exploradora del Chaco, Arturo Seelstrang refiere: "Yguaviyú. Árbol de exquisita fruta; sus hojas tienen de dos a tres centímetros de largo por uno de ancho. La fruta es negra y muy dulce, del tamaño de una guinda pequeña. Su madera es buena y se aplica generalmente para objetos expuestos a la frotación." (Seelstrang Arturo: Informe de la Comisión Exploradora del Chaco, Primera Edición: Tipografía y litografía del "Courier de la Plata", Buenos Aires 1878; 2a Edic. EUDEBA 1977).

Entre los religiosos de la Compañía de Jesús que hicieron sus aportes al conocimiento histórico o científico de la flora, figura el médico español Pedro Montenegro (1663-1728), quien menciona al guabiyú en el siguiente texto: "El Arrayán montano que nos pinta Dios Corides, llaman aquí los Indios Guabiyú, y en el Tucumán Matto: es el mejor de cuantos hay en el uso de medicina como lo dice Andrés de Laguna en su comentario: hay en estas partes de las Misiones varias especies suyas muy diferentes en figura y grandor, como son Guabiyú guazú, Guabiyú miri: Añangapiri guazú, Añangapiri miri, y cada una de estas especies dividense en blanco y negro: de ordinario el negro es mas alto, y mas aromático, y mejor para el uso de medicina: su flor mas aromatica, y su fruto mas confortante, y mas cordeal: usando muy poco los Indios por no saber sus virtudes y modo de usarlo, aunque les es muy gran remedio á su naturaleza, y á las enfermedades que padecen, pues no dudo, que si lo pusieran en uso deshecharan la yerba que tanto estiman. Nace por los montes, arroyos, y por las campañas á donde hay minas de piedras, ó por los Cerros de Cerranias, como por San Xavier, y Sta.* Maria.  

El Guabiyú es arbol de mediano grosor y grandor; pero muy solido y fuerte, incorruptible, excelente para torneros y estatuas pequeñas.Sus cortezas, ojas y fruto verdes machacadas, y bien cocidos, refinan y aferran los tintes de negro,
mezclados en las tintas el mejor de todos es el Guabiyú grande negro, el que tiene la oja gruesa con espina en la punta, y de este se deba cojer el fruto para el uso de medicina, y asi mismo la oja, porque és el superior en virtud, aunque á su falta se puede cojer el del añangapiri guazú, que es mata pequeña, que es lo que digo nace en cerros, ó á sus faldas, sobre minas de piedra de cobre.
Su fruta es comestible, y muy amiga de los estomagos flacos, asi la del Guabiyú como la del añangapiri, mayormente aquellos que por demaciado calor y humedad se relajan: ¡cosa digna de reparo! [sic] que su fruto á medio sazonar comido, y masticando bien los allejos, tragando su sumo á las tres veces que se hace ataja la diarrea, (que son camaras blancas) por relajacion de estomago, siendo asi que consta de mas frialdad que calor en él misto contrario de sus facultades, ó virtudes.

La flor del arrayán, ó Guabiyú cocida, y hecha concerba, es único remedio contra los flujos, que provienen del celebro por flaqueza y relajacion del estomago: tomada onza y media al acostarse, ó ántes de comer y cenar, ó al fin de la comida, con uno ó dos sorbos de vino generoso tráz ella.– Asi mismo socorre todo flujo de vientre que provenga de relajacion de los miembros de la coucion, sean de calor ó de frio, y si se le mezcla alguna flor de romero al hacer la conserba, ó la tintura de romero, es único remedio para todas las pasiones frias de los miembros principales, mayormente del estomago, higado y celebro, tomando tráz ella agua de canela, ó de aniz en lugar de vino, ó el vino segun mejor sea acomodarse á la complesion de los enfermos.
Su fruto cojido en sazon y puesto á secar, quitado los granillos y guardando en parte seca, es unico remedio á los de discenterias, tomando por bebida el agua de su cocimiento. Cojido verde es mas eficáz para cualquiera flujo de vientre, asi bebido su cocimiento, como echando cristeles, ó ayudas.
El Ibauh ó Guabiyú miri es la segunda especie de Arrayán montano negro: nace muy de ordinario á las orillas de los arroyos en partes humedas pedregosas, y asi mismo á las orillas de los montes en partes bajas y humedas con abundancia: su corteza es terza y blanquecina muy semejante al mayor, y sin espina en la punta, y asi mismo mas humedas al tacto, y mas lisas: sus flores son blanquecinas tirante un poco al color amarillo, y muchas juntas á modo de racimo, ó pomo: su fruto es asi mismo negricante al sazonar; pero mucho menor que del Guabiyú guazú, ó Arrayán negro montano, (que es el estimado en medicina,) y aunque puede tratar de las dos especies debajo de la primer estampa, como lo hago con otras plantas en esta obra, por llamar el Indio Ibauh muy de ordinario á toda frutilla negra, y de estas hay varias, no quise que se confundiesen en tomar una cosa por otra, y asi mismo por poner algunas virtudes especiales suyas, que piden mas estencion, y son muy especiales y necesarias en muchos casos.

Sus virtudes. A demas de poseher todos aquellos dotes y virtudes del Guabiyú guazú, exepto que no es tan confortante en los casos que pide confortar calentando, por ser mas frio y mas astercibo en su cualidad: pienso posée partes mas gruesas y terreas: todabia la experiencia muestra, que en casos de gran ardor y calor, sin ser nocibo en los casos de frialdad, dá mayor y mas breve alivio á las partes dolientes, como en las contusiones de golpes, en las fracturas y dislocaciones de los huesos, que cierto deja al mayor muy atráz, y con no pequeño sentimiento mio lo pongo el nombre de menor, porque cierto pide la ley de la verdad, y justicia sea el mayor en el nombre, pues lo es en las virtudes; pero no invertir el orden, y modo de otros autores, como es Dios Corides, Mathiolo, Laguna, y otros varios: como tambien por no invertir el nombre que le dán los naturales, que es Guabiyú, miri, (que quiere decir Arrayán menor;) Sucedele á esta noble planta lo que sucede el dia de hoy á muchos hombres en el mundo, que siendo de virtudes y cualidades muy superiores, actos para gobernar Provincias, Republicas, y Reynos, no se hase caso de ellos, por verlos en estado bajo, y humilde, echando mano para tales cargos de los grandes y altivos; muchas veces llenos de ambición y de sobervia, y de otros muchos vicios, como lo muestra la experiencia, porque con su mal ejemplo arruinan las Republicas, y con sus vicios corrompen las costumbres, que á valerse de los humildes, y al parecer despreciados, todos estos inco[n]venientes se evitaran, hubiera paz, tranquilidad, y bonanza en los gobiernos. No por lo dicho pretendo vituperar las virtudes admirables de que es dotado nuestro Arrayán mayor ó Guabiyu guazú, si, pretendo dar a entender al lector, que de ordinario en las plantas menores y pequeñas, y aún en las rateras y abatidas al suelo vemos de ordinario excelentisimas, y eficaces virtudes, como es la contra-yerba ó Taropé: la Acetosa mayor ó Ibiá guazú, la yerba del pollo, que el Indio dice Caá yupé: el Isipó de Culebres ó de Viboras, que tienden sus ramas y ojas por la haz de la tierra, no sin cierto misterio, que parece las dotó su Autor con dotes muy superiores, como á humildes, negandolos á muchos muy lozanas, y engreidas, como altivas y sobervias: muy lozanas y lucidas, asi en flores como en ojas; pero muy vacias de virtudes, y lo que mas es muy dañosas y nocibas, como son los floripondios, y otros muchos que yo conozco, y por sus perniciosas cualidades dejo en silencio; pues casi todas ellas son venenosas, que de estas ni nombrarlas pretendo, porque como dejo dicho, es cierto, que no conviene, porque dado caso, que el que lo lée no haga daño por su mano, puede hacerlo diciendo á otros, por modo de amistad ó confianza, y con dichas confianzas ó amistades de ordinario para la noticia en animos crueles y vengativos; de á donde se han seguido la muerte á muchos; yo de sola una planto [sic] trato, y de ello casi estoy arrepentido; pero viendo el grande uso que tiene en esta tierra en comer su fruto, me vi como obligado á ley de religion á decir su bueno y suma lo que es la planta del Guembé.
Es pues nuestro Arrayán menor poco conocido y alabado en estas Misiones, único remedio en los flujos de vientre, que proceden de calor, como es el flujo de sangre del higado: – la dicenteria:– y en toda flusion colerica y sanguinea del vientre, por inflamacion, ó replesion de los miembros internos.– Tomando el cocimiento de sus cogollos bien cocidos en agua, ó en vino, misto con el agua (como) 4 onzas de su cocimiento, cuatro veces en las 24 horas: – A un cuartillo de agua se pone una onza de sus cogollos machacados, y hirve hasta mermar la tercera parte: apartase, y dejanse las ojas dentro hasta que se quiera tomar, que se eche un poco de vino encima, si hubiere gran dolor en lo interno, y un poquito de azucar.

Asi mismo se echan ayuelas del cocimiento de sus cogollos o cortezas, puesto doble cantidad de la materia, y al colarse se le añade un huebo con clara y yema batido, o dos, y unos granos de sal se echan labativas, que detienen el flujo, cierran las venas dislaceradas de su corriente, y mitiga los dolores, refrezcando con confortacion todo lo interno. Es aprobado." (Montenegro, Pedro de: Materia Médica Misionera, Noticia Preliminar de Raúl Quintana, Imprenta de la Biblioteca Nacional, Buenos Aires, 1945, Texto disponible en la Biblioteca Virtual del Paraguay).
En la novela hispanoamericana Nativa (del siglo XIX) leemos: "Guabiyú -Flora indíg.- Mirtácea . Árbol de corta talla, pero frondoso, que produce una fruta morada mayor que la fresa, de un zumo dulce y grato al paladar. Su madera algo semejante a la del guayabo, es fuerte como leña y se consume mucho en los buques a vapor que hacen la carrera del litoral. Guabiró, decían los guaraníes" (Nativa, de Eduardo Acevedo Díaz (1851-1921), cap. XVIII: El nido de torcaz, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes)
Vínculos
TRESSENS, Sara G. y KELLER, Héctor A. Eugenia ramboi (Myrtaceae) en Argentina. Darwiniana, ene./jul. 2006, vol.44, no.1, p.294-297. ISSN 0011-6793.

2 comentarios:

  1. Hola, son excelentes tus artículos y me gusta mucho leerlos.

    Me pregunto ¿podrías conseguir semillas de guaviyú? Estoy en una movida para poder hospedar y conservar estos árboles nativos amenazados de extinción.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. excelente informe deberia enseñarse mas en las escuelas de todo el pais y sobre todo de la region

    ResponderEliminar